¿Cómo instalar plugins en WordPress?

¿Cómo instalar plugins en WordPress?

Si tu web está creada en WordPress, el CMS más popular del mundo, entonces  seguro que sabes que el uso de plugins es imprescindible para tener un sitio más completo, profesional, que responda a las necesidades del usuario y que le brinde una mejor experiencia.  Pero, si eres nuevo usando este gestor de contenidos o tienes poca experiencia, quizás te preguntes ¿cómo instalar plugins en WordPress? Esto puedes hacerlo de tres formas distintas: directamente desde el repositorio oficial, usando un archivo .zip descargado previamente o a través de un programa FTP. Los tres métodos te los explicamos en este artículo.

¿Qué es un plugin en WordPress?

Un plugin es una extensión o fragmento de código que permite añadir nuevas características y funciones a una web

Estas extensiones de código, que ya se cuentan por miles, sirven tanto para el aspecto visible de la web como para el interno, así que algunos pueden mejorar la experiencia del usuario visitante y otros la del usuario administrador. 

Los cambios que se pueden hacer en una web gracias a los plugins pueden ser muy significativos, por eso, tanto las webs más sencillas y discretas, por ejemplo, la de un negocio local; como las más vistas y complejas, por ejemplo, las corporativas, los usan. 

Aunque WordPress es un software de código abierto, algunos de sus plugins son premium o de pago, pero, también existen otros gratuitos con algunas configuraciones de pago, y los que son totalmente gratis en todas sus opciones. Estos complementos pueden descargarse desde la página del fabricante, desde diferentes repositorios y especialmente, desde el propio repositorio oficial de WordPress. 

Instalar plugins desde el repositorio de WordPress

La forma más básica de descargar e instalar plugins en un sitio con WordPress es desde el repositorio oficial del CMS

La ventaja de recurrir al repositorio oficial de WordPress es que existen muchas opciones para escoger, algunas de pago y otras gratuitas, con diferentes propósitos, pero lo que más destaca es la seguridad, debido a que para que un plugin pueda estar en el repositorio, debe garantizar antes que no contiene código dañino.  

Lo primero que debes hacer es entrar al panel de administración de tu página web y buscar la opción Plugins, luego, Añadir Nuevo.  En este punto se mostrará una pantalla con diferentes categorías para escoger: Favoritos, Destacados, Populares y Recientes. 

Si lo deseas, puedes buscar el plugin que necesitas desde esas categorías o ingresar el nombre directamente en el buscador. Si no sabes exactamente su nombre, escribe algunas palabras claves relacionadas con él. 

Una vez encontrado el plugin se debe hacer clic en Instalar para que comience el proceso de instalación. Cuando este termine, debes presionar en el botón Activar plugin y con eso se podrá hacer uso de las configuraciones del mismo y comenzar a aprovechar sus funcionalidades. 

Instalar plugins manualmente con un archivo .zip

Cuando el plugin a instalar ha sido descargado previamente desde un repositorio externo o de un sitio web, debes saber que se guarda en tu ordenador un archivo con el nombre del complemento con la extensión .zip, es decir, el archivo se descarga comprimido, una condición obligatoria para poder instalarlo en WordPress. 

Una vez que tengas este archivo, y que estés seguro que sea confiable, podrás instalarlo de la siguiente forma: 

Entra al panel de administración de tu sitio en WordPress y en el menú principal selecciona la opción Plugins y en esta elige Agregar nuevo. Entre las opciones que aparecerán se debe elegir Subir plugin. Al hacerlo, se activará una ventana con el botón Examinar, haz clic en él para que puedas buscar el archivo .zip en tu ordenador.

Al encontrarlo, selecciona el archivo y ahora haz clic en el botón Instalar ahora, espera unos segundos mientras se sube, descomprime e instala el paquete. Cuando se te informe que el proceso de instalación ha concluido con éxito, solo te quedará hacer clic en Activar plugin para que puedas comenzar a usarlo en tu web. 

Esta modalidad es una alternativa en la que se puede instalar un plugin diferente a los que se ofrecen en el repositorio oficial de WordPress, por lo general, cuando se trata de un plugin premium, ya que los plugin freemium por lo general se descargan desde el repositorio, por lo que se instalan tal y como explicamos en el apartado anterior. 

Como desventaja de esta modalidad, podemos destacar que el hosting limita el tamaño de los archivos ZIP que se pueden cargar a la web, así que los paquetes ZIP más pesados tal vez no se puedan cargar. 

Instalar plugins WordPress por FTP

La tercera forma de instalar plugins en WordPress es haciendo uso del protocolo FTP (File Transfer Protocol) o Protocolo de Transferencia de Archivos. Para hacerlo, lo primero es contar con el archivo .zip del plugin que se quiere instalar y acceder vía FTP al hosting donde está alojada tu web, empleando un programa como Filezilla u otro similar. 

Sigue estos pasos para instalar el plugin:

  1. Descomprime el archivo .zip del plugin
  2. Crea una conexión remota con tu hosting en el cliente FTP
  3. Busca Sitio remoto y entre las opciones que se desplegarán elige wp-content.
  4. Estando allí, selecciona Plugins 
  5. Ubica el panel Sitio local para abrir la carpeta donde se guarda la carpeta descomprimida del plugin a instalar.
  6. Luego, carga la carpeta del plugin que deseas subir, espera que termine de transferirse y ya estará disponible en las opciones del administrador de WordPress
  7.  Ahora, solo faltará activar el plugin

Por supuesto, todo esto es suponiendo que ya se cuenta con una cuenta FTP y que se dominan las configuraciones de este protocolo. Aunque no es muy complicado, si es la modalidad con más pasos, sin embargo, existen buenos plugin que hacen casi todo el trabajo, solo hay que hacer unas pocas configuraciones y el software hará toda la instalación por FTP. 

Recomendaciones al instalar plugins

Sería muy fácil dejarse llevar por la emoción de todo lo que pueden hacer los plugins y querer instalar muchos de ellos, pero, eso no sería lo más conveniente para tu web. En este sentido, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Ten un objetivo claro: Esto es muy importante para que sepas qué es lo que debes buscar, para ello piensa en lo que quieres lograr o mejorar en tu web. No te dejes llevar solo por la popularidad de cierto plugin, pues tal vez no sea el mejor para ti. 
  • Verifica la compatibilidad: Algunos plugins están hechos solo para ciertas versiones de WordPress y puede que no tengas instalada la que sea compatible. 
  • Mira las actualizaciones: Así sabrás si está activo el plugin y si cuenta con un equipo de trabajo mejorándolo y dando soporte constantemente. 
  • Fíjate en su reputación. Presta atención a las reseñas y comentarios, así verás lo que opinan quienes ya instalaron el plugin. Otro factor que debes considerar es la cantidad de descargas, pues esta también indicará la popularidad del mismo. 
  • Instala uno a uno. Si instalas varios plugins a la vez, se te puede hacer difícil verificar que las funciones se ejecutan bien, de hecho, se podrían producir errores por incompatibilidad en algunos casos; además, ralentizarías tu web si instalas demasiados. 
  • Elimina los plugins que no uses. Con solo tener un plugin entre las opciones del directorio, aunque no se esté usando, ocupa almacenamiento, así que elimina todos aquellos que no te hacen falta. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
NUESTRO BLOG

Artículos similares

SEO ON PAGE Y SEO OFF PAGE

SEO On page y SEO Off page

Si tienes un proyecto web en mente o ya lo pusiste en marcha y quieres hacerlo crecer, es importante que trabajes y gestiones acciones puntuales