Diseño minimalista para empresas

Diseño minimalista para empresas

No cabe duda que una de las principales cosas que captan la atención de las personas al entrar en una página de internet es el diseño de la misma. De hecho, la forma en la que esta esté diseñada influye en la aceptación del cliente y en el tiempo que estos pasen en la web. 

En este sentido, si los colores, la ubicación de los íconos, el tema, la organización y todo lo que envuelve el diseño de la página es agradable e intuitivo, hay más probabilidades de que el cliente se sienta a gusto y pase más tiempo dentro visitando otras secciones de la página. 

Teniendo esto en cuenta, queda claro que el diseño de las páginas web tiene gran importancia en el impacto que podemos generar en los lectores y clientes. Ahora bien, cuando hablamos de empresas, el diseño es aún más importante puesto que debe reflejar el concepto de lo que hacemos y al mismo tiempo mostrar profesionalidad.

Por ello, en este artículo hablaremos de un tipo específico: el diseño minimalista y te mostraremos algunas sugerencias sobre cómo aplicarlo en una página web de empresa. Si estás empezando con tu empresa y deseas tener una página sobria y atractiva, aquí aprenderás a hacerlo.

Comencemos hablando sobre qué es el diseño minimalista y por qué es uno de los mejores conceptos en los que puede basarse una empresa. Además, veremos qué lo hace tan buena opción y tan recomendado cuando se trata de este tipo de páginas web.

  1. ¿Qué es el diseño minimalista?
    1. Origen del minimalismo y popularización 
  2. ¿Cómo conseguir un diseño minimalista? 
  3. Importancia del diseño minimalista para las empresas

¿Qué es el diseño minimalista?

El diseño o estilo minimalista cada vez se escucha más. Ha cobrado gran popularidad en el mundo de las redes sociales, diseño web y diseño gráfico. Seguramente tú mismo habrás escuchado hablar de él muchas veces, pero, ¿qué es?

En sencillas palabras, el minimalismo consiste en eliminar objetos innecesarios o que recarguen la vista. En realidad, el objetivo es no dejar más de lo esencial y, como su nombre indica, utiliza elementos mínimos y básicos. Por lo tanto, podríamos decir que esta corriente artística proyecta en su máxima expresión el concepto de “menos es más”.

De hecho, lo que quiere lograrse con este tipo de diseños es que al tener menos distracciones y espacios cargados, la atención se dirija a lo que realmente es importante, en lo que el creador quiere resaltar. Por ello, el minimalismo posee muchos espacios vacíos.

El minimalismo debe transmitir en quien lo ve, tranquilidad, pureza y calma. Debe llevarlos a enfocarse en la pieza principal, a no distraerse, a no cargarse con los elementos de alrededor. Este busca la sencillez y la simplicidad, lo más básico que podamos lograr.

El uso de los colores es muy importante en este tipo de diseño. No esperamos que una variada paleta de colores vivos nos haga centrar nuestra atención en un punto específico, más bien resultan siendo distractores. Es por esto que en este tipo de diseño predomina el color blanco.

Origen del minimalismo y popularización 

El minimalismo ha existido durante décadas. Se cree que se inició en la década de 1960 en Suiza y que a lo largo de los años se ha extendido como si de una moda se tratase. Este estilo está presente en casi cualquier ámbito y área existente, desde la arquitectura, el arte y el diseño de interiores, hasta en el uso de las redes sociales, el diseño gráfico y web.

Hasta hace relativamente poco tiempo, estábamos acostumbrados a encontrarnos con páginas webs llamativas, con muchos colores, cuadros, publicidad y elementos que llenaban la pantalla y que resultaban asfixiantes. Esto a su vez lograba que el usuario perdiera interés y se distrajera con otros elementos. Aunque este estilo tuvo su momento de auge, hoy día las personas prefieren la sobriedad y calma que puede generarles un sitio web con un diseño más básico o simple.

¿Cómo conseguir un diseño minimalista? 

El minimalismo es una forma de arte y al ser arte tiene sentido que no sea algo que cualquiera puede conseguir. Deben estudiarse los elementos y se debe aprender cómo reducir todo a lo realmente esencial sin que se pierda de vista lo que es importante. ¿Cómo logramos esto? Hay varios puntos que podemos tener en cuenta para hacer un diseño minimalista

Pureza

Para que este diseño se vea bien en cualquier área en la que lo apliquemos, debe generar pureza, y eso lo logramos con el uso de colores. 

Aunque lo mejor es utilizar un solo color, como el blanco, que precisamente es el color que más pureza transmite, también podemos combinarlo con algún otro como el beige. Una habitación, una pintura, un objeto e incluso una página web puede resultar muy llamativa con el uso de colores sobrios.

Simplicidad

La simplicidad es otro aspecto fundamental en el diseño minimalista. El objetivo es que todo se vea unificado y no como elementos sueltos

El uso excesivo de elementos u objetos podrían generar cansancio en la visión lo que no nos permitiría pasar más tiempo del necesario observando dicho objeto o sitio web. Por lo tanto, mantenlo simple, usa pocos elementos y genera una armonía visual.

Consistencia

Otro punto que puede ayudarte es ser consistente. Es vez de dedicar demasiado tiempo a crear algo extravagante y llamativo, ten presente el concepto de “menos es más” y céntrate en ello para lograr cosas sencillas pero que capten la atención de quien lo ve. 

En realidad, puedes realizar un solo diseño sencillo que pueda ajustarse al resto de tu proyecto. En el caso del diseño de páginas web, te beneficiaría usar un estilo que se adapte a todo el sitio web en vez de crear elementos individuales y diferentes que pueden generar distracción y más trabajo de elaboración. 

Ingenio

Ser ingenioso también es un aspecto importante. Aunque el minimalismo se trata de hacer un diseño básico, esto no quiere decir que no puedes usar elementos artísticos o explotar tu creatividad

Por ejemplo, si tu campo es el diseño gráfico y estás diseñando algún logotipo para una página web, puedes mantenerlo simple sin cohibir tu creatividad, eso es lo que hacemos los expertos en diseño, dejamos volar nuestra imaginación. 

Los elementos artísticos no tienen que ser muy llamativos, solo lo suficiente para que los usuarios los noten. En el caso del logotipo de una expresa, puedes usar algún elemento que se relacione con la marca o empresa y presentarlo en el nombre de la misma. Algo pequeño y conciso puede ser una buena opción.

Equilibrio y armonía

Este punto es clave en el diseño minimalista. Reflejar armonía entre el texto y las imágenes puede generar una enorme diferencia en el campo visual. De ahí la importancia de ser equilibrados a la hora de escoger y usar imágenes. 

Fijémonos en los colores y el tamaño de estas, pensemos en el impacto visual que generan, dediquemos tiempo a encontrar un tipo de letra o una fuente que vaya acorde con nuestro sitio web, con el concepto del mismo y con las imágenes que vamos a utilizar. 

No uses más de dos tipos de fuentes y recuerda siempre mantener un estilo sobrio, sencillo y que transmita tranquilidad. Si el usuario entra a tu página web y ve contrastes muy fuertes entre colores, tamaños, fuentes e imágenes, puede ser un factor influyente para que abandone la página o no pase más tiempo del necesario.

Ampliando un poco más en el aspecto de la fuente, tenemos una ventaja cuando se trata del estilo minimalista. Puesto que no existen muchos elementos distractores, podemos usar un tipo de letra que aunque sobria, demuestre personalidad y sea el factor atrayente

No es necesario que posea mucho color, que sea muy grande o que sean letras extravagantes, pero cuando escogemos bien el tipo de fuente basándonos en el concepto que queremos transmitir, puede causar un gran impacto visual en la persona e incluso sustituir el uso de una imagen. 

De hecho, si logramos que la fuente parezca en movimiento o utilizamos alguna otra ilusión óptica, esto también puede atraer la atención de la persona sin desviarla de lo que queremos mostrarle.

Texturas

Aunque los colores siempre deben ser sobrios y el diseño bastante básico, esto no quiere decir que no se puedan usar texturas. En vez de usar una imagen, puedes sustituirlas por un espacio que contenga algún tipo de textura y adornar el texto con ella. 

Los colores pueden mantenerse neutros y aun así contar con este elemento atrayente pero no extravagante. En realidad, todo se trata de hallar un equilibrio, puedes usar este tipo de textura que agrega profundidad a la vez que lo combinas con colores planos. Esto resulta llamativo sin restarle protagonismo a lo que queremos destacar.

Uso de rejillas

Valerse de las rejillas también puede ser útil en el diseño gráfico o de páginas web. Estas sirven para separar el contenido y marcar secciones en el texto

Por ejemplo, pueden usarse para dividir una imagen del resto del texto o para que el usuario dirija su atención a un punto específico. Son especialmente provechosas para las páginas web y la mayor ventaja es que no tienen que ser llamativas ni abarcar mucho espacio, poseen la particularidad de ser sencillas y de permitirle al diseñador personalizarla a su manera eligiendo la longitud, la anchura y los colores de las mismas. 

Estilo del texto

A la hora de elegir el estilo del texto que se mostrará en tu página web, debes asegurarte de que sea directo, al grano y conciso. Mientras más directo y fácil de ubicar sea el mensaje que quieres transmitir, más efectiva será tu página en cuanto a popularidad. 

Esta es otra de las ventajas del estilo minimalista, puesto que no hay muchas distracciones ni elementos innecesarios, resulta más fácil encontrar lo que nos interesa. Cosa que el cliente o quien visite nuestra página web seguramente agradecerá. 

Aprovecha el espacio

Aprovechar el espacio es fundamental. Aunque el diseño minimalista se caracteriza por la cantidad de espacios en blanco o vacíos, esto no quiere decir que no puedas valerte de algunos de estos espacios. 

De hecho, puedes utilizar un espacio vacío para escribir alguna idea importante que quieras resaltar. También, puedes usarlos para dirigir la atención del cliente a un punto

El hecho de que aproveches estos espacios con una fuente atractiva y colores sobrios, no quiere decir que vayas a perder el estilo minimalista. En realidad, aunque se recomienda usar los colores blanco, beige o negro, esto no quiere decir que no puedas usar algún otro mientras te limites a dos o tres. Esto también puede servir para usar algún que otro espacio en blanco.

Los iconos

Como última recomendación, hablemos de la iconografía. En las páginas web los íconos son realmente importantes y bastante comunes, suelen ser elementos o símbolos pequeños. 

Normalmente, estos se usan para dirigirnos a cierta sección del sitio web, pero la realidad es que estos íconos bien utilizados pueden contribuir a nuestro diseño minimalista ahorrando el uso de palabras

Cuando diseñamos los íconos de forma que sea fácil determinar para qué sirven o a donde nos dirigen, no hace falta escribir una descripción del botón lo que nos lleva a mantener el estilo lo más minimalista posible. Por eso, pensemos muy bien la forma, el tamaño, los colores, la ubicación y el símbolo que utilizaremos para crear la iconografía de nuestro sitio web.

Importancia del diseño minimalista para las empresas

A lo largo de los años, el diseño web, y más específicamente el orientado a empresas, ha sufrido muchos cambios. Es natural que las cosas evolucionen y se modernicen al igual que las personas, por lo que algo que hace unos años daba resultados, ya ha quedado obsoleto y en el olvido.

Hace algún tiempo lo que vendía y funcionaba para el público eran los sitios web cargados, con mucha publicidad, una gran cantidad de elementos y colores llamativos. Obviamente, este estilo no funciona hoy en día.

Lo que la gente quiere es algo sencillo, al grano, directo y funcional. Por estas razones se ha popularizado tanto el diseño minimalista. 

Cada vez es más común ver páginas web de empresas con un estilo básico y mínimo que atraen a más personas. La gente cambia, madura y evoluciona, por lo que todo lo que nos rodea, incluido el diseño de las empresas debe evolucionar a la par.

La mayoría de la gente lleva vidas ocupadas por lo que cuando visitan una página web y más específicamente una empresarial, quieren encontrar rápidamente lo que buscan sin perder tanto de su valioso tiempo. Además, ver una página sobria, simple y que transmita tranquilidad, puede decir mucho de tu empresa y animar al futuro cliente a contratar tus servicios.

Hoy en día somos bombardeados con información a diario. Desde que despertamos, en el televisor, el móvil, el ordenador y la publicidad vemos más y más información visual. Esto sin lugar a dudas nos asfixia y hace que nos sintamos agotados. De ahí que en el aspecto del diseño se le dé tanto hincapié al minimalismo que también resulta en un impacto en el estado de ánimo.

Tiene sentido que el estilo más utilizado hoy en día sea el minimalismo, puesto que entre otras cosas nos brinda tranquilidad y calma. Este efecto visual relajante es atractivo para las personas y más para las empresas que tienden a ser lo contrario a ello. Por lo tanto, ver una empresa con este tipo de diseño, llama la atención

El diseño de tu empresa resulta en una estrategia de marketing. La simplicidad y calma que genere tu sitio web puede contribuir a que las personas que lo visiten pasen más tiempo en él. Y, como mencionamos anteriormente, esto también influye en la imagen que pueda proyectar tu empresa.

Por lo tanto, eliminar los elementos que sobrecargan tu página web empresarial y darle especial atención a la parte importante que quieres destacar, puede ayudarte a que esta sea una empresa exitosa. 

El minimalismo cada vez se hace más popular y ha tenido gran éxito en el ámbito empresarial. Anímate a seguir estas recomendaciones y a probar este estilo, porque realmente los beneficios que puede traer para tu empresa son significativos.

Además, es un diseño básico que no requiere de mucho, una vez que veas la diferencia que generará en tu empresa te darás cuenta de lo provechoso del minimalismo. 

Comparte

NUESTRO BLOG

Artículos similares